Atalaya Intercultural

El sábado 9 de mayo, con la asistencia de cerca de cien personas provenientes de Burgos, Palencia y Valladolid, tuvo lugar en Burgos el Encuentro de participación “Nueve por Nueve” que la Fundación Red Íncola organizó con EAPN Castilla y León y la colaboración de la Fundación Villalar.

Con el lema "El valor de las personas. El valor del territorio", la jornada se dividió en dos momentos diferentes. Por la mañana conocimos la ciudad de Burgos, comenzando por una visita guiada al Museo de la Evolución Humana donde conocimos a los primeros migrantes de la humanidad. Tras esta visita, y bajo un radiante sol burgalés, paseamos por sus calles para desembocar en la Plaza de la Catedral, desde donde partimos todos en el tren turístico para empaparnos de la cultura e historia burgalesa. Fueron muchas las sorpresas camino de la Residencia de RR. de María Inmaculada, lugar donde fuimos a comer. Bailes tradicionales castellanos, un coro espontaneo flamenco, música, teatro… aprovechamos todas estas actividades matutinas en la ciudad para empapar de interculturalidad el centro histórico burgalés.

Después de la comida, o mejor dicho, la gran comida que prepararon las Religiosas de María Inmaculada en Burgos, se desarrolló el encuentro con el objetivo de fomentar la participación de las personas inmigrantes en el contexto social en el que viven. La charla introductoria fue realizada por Fernando Zárate, voluntario con experiencia en dinámicas de participación, que trató el tema de ciudadanía a través del sentimiento de pertenencia o arraigo y la importancia de la participación ciudadana, tanto en el beneficio de derechos como en la asunción de responsabilidades. Con gran dinamismo y participación del público, cada asistente realizó una tarjeta donde escribieron: dónde había nacido, dónde vivía y de dónde se sentía. El trabajo continuó con el taller en grupo, en el que a partir de la exposición de necesidades personales, a través de post-its, se iban identificando y extrapolando aquellas necesidades que también eran de la ciudadanía en general. También se trabajó el concepto de cooperación a través de una dinámica de “oruga ciega” que inundó el patio de la residencia de risas interculturales.  

La valoración que han hecho la totalidad de las personas asistentes ha sido muy positiva y nos han pedido que iniciativas como esta se sigan manteniendo los próximos años. Un día en el que han disfrutado, aprendido y convivido. Agradecemos a todas las personas participantes, y a EAPN CyL y Fundación Villalar, por hacerlo posible.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto